Fredy G

TESTIMONIO

 

        Mi nombre es Fredy G. (Tundra) originario de colón, Honduras  radique en EE.UU 6 años mi vida era normal, todo cambio cuando vine de nuevo a Honduras en el año 2004 tenía un ahorro aproximado de 3 millones compre una propiedad en subasta a un banco en un millón y medio ahora valorada  en 24 millones, empecé a salir con amigos y amigas según mi persona con un nivel social alto al grado que caminaba con 2 guarda espaldas y 2 más en casa con armas de grueso calibre , primero solo tomaba bebidas finas y cuando me ofrecían drogas no la aceptaba  pero un dia andando bien borracho la probé y no me di cuenta de lo que hice pero me gusto era cocaína pura después de que la probé me iba solo a comprarla , una o 2 onzas por semana y empecé a regalarla, la droga y bebida a todo el que quisiera sin darme cuenta que iba en un abismo sin poder parar luego paso un año paso el otro año  y yo ya me avía gastado el resto de lo que me avía quedado de la compra de la propiedad y también el 70% de la propiedad despilfarrado en drogas, alcohol, lujos, mujeres etc esto fue en mi 4 año de drogadicción y alcoholismo, yo tomado y drogado lloraba mirándome en un carril sin salida por mucho dinero que caminara la misma droga y el alcohol me hacían pensar que mi familia no me quería y con más ganas consumía.

 

Era una persona prepotente, vanidoso y orgulloso porque en verdad con dinero todo lo podía nunca anduve cedula, licencia ni revisión en ningún carro porque la droga y el alcohol me hacían sentir poderoso, cuando menos acorde no tenía la propiedad ya estaba quedando con problemas mentales me parecía que alguien me buscaba en mi casa solo de día podía dormir estaba paranoico pensaba que en el día era más seguro para mí un día mi padre vino a mi casa y me dijo que fuera a un centro de rehabilitación yo le dije que si porque no quería sufrir más ni hace sufrir a mi familia mi padre tenía 95 años cuando me dijo que fuera al mismo tiempo platique con un ex alcalde de colón y me dijo hey King mi hermano salió de las drogas y el alcohol anda tu hablar con él y yo fui donde King y el me contacto con el centro y también otra persona me dijo que su hijo se avía retirado de las drogas que ese centro era una esperanza pues tome la decisión de hablar con una prima y que le dijera a mi padre que estaba dispuesto a ir al centro de rehabilitación, ese día mi familia se alegró y les dije vallan a dejarme lo más rápido posible y así fue.

 

 

Entonces al día siguiente me fui con mi familia al centro de rehabilitación llamado CEREPA aunque el viaje fue incómodo para mi familia porque yo iba consumiendo alcohol y droga por todo el camino, ellos me toleraron todo eso con la ilusión que yo me quedaría en el centro de rehabilitación en mi loquera creía que iba de vacaciones a los 3 días desperté y me di cuenta que estaba en un centro de rehabilitación al principio estaba esquivo, luego creía que era el manda mas prepotente, orgulloso y malcriado no quería ningún tipo de terapia al grado que me puse a pensar que podía hacer para impedir las terapias, invente que me dolía una muela la muela estaba en buen estado y el doc. Me la saco y me dieron 6 días de reposo pero se me terminaron esos días seguí maquinando en mi mente y invente que me dolía otra muela para que me dieran otros 6 días de reposo  luego se me termino el reposo y empecé a pensar que más podía inventar y se me ocurrió ponerme en huelga de hambre 3 días completos en fin hice un montón de estupideces al grado de amenazar de muerte a una terapeuta.

 

 

A los 43 días de estar internado desperté a mi realidad y reflexione y acepte que tengo un problema y que tenía que solucionarlo entonces empecé a reconocer mis errores y luego me incorpore a mis terapias que tanto las necesitaba y ahí empecé mi verdadero proceso de rehabilitación ampliando mi tiempo 20 días mas recibiendo un apoyo rotundo de mi familia, cumpliendo con mi estadía de 80 días logre salir hasta el día de hoy no han sido tan fáciles pero he aprendido a enfrentar mi realidad, algo que me ha ayudado es la comunicación y las visitas constantes al centro y también el ayudar a otras personas como yo recomendándolas y llevándolas al centro hasta el momento he recomendado alrededor de 30 personas y con la mayoría he ido personal mente al centro, el poder ayudar a otros a sido de gran ayuda para ponerme mantener en sobriedad he logrado cambiar mi vida en todos los aspecto y con la ayuda de Dios pienso y quiero seguir en sobriedad, “SI HAY UNA ESPERANZA” tu vida puede cambiar.

Catacamas, Olancho, Honduras.

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com